Alimentacion y vitalidad

Para mantener la vitalidad en la tercera edad, hay que tener, sobre todo, buenos hábitos de salud e higiene. La práctica de deportes, el cuidado con la apariencia, la correcta higiene personal y una alimentación saludable son factores fundamentales para mantener la autoestima.

La alimentación, por ejemplo, ayuda a garantizar los niveles recomendados de vitaminas y a fortalecer nuestro sistema inmunitario. Una dieta alimentar equilibrada puede compensar o evitar el déficit nutricional e, incluso, minorar los efectos de determinadas enfermedades, contribuyendo a mejorar nuestra calidad de vida.

Sin embargo, su consumo debe ser orientado por un especialista, dado que muchos alimentos no pueden ser ingeridos debido a intolerancias, trastornos o enfermedades crónicos o los adquiridos con la edad.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *